Ayer jueves, 12 de Abril, tuve el privilegio de presentar la obra ganadora del Carmen Martín Gaite 2017 : Pukata Pescados y Mariscos, de Men Marías.

«Solo había dos cosas que me hacían olvidar el hecho de que me estaba muriendo: mi hija y los pezones de la Perlita.

Todo el Pukata rumoreaba sobre sus pechos operados y que la muy pendona aprovechaba para no usar sostén, y claro...como dos pitorros de olla a presión...Pero ya les digo yo que no. Aquello era más auténtico que mi escapulario de la Virgencita de la Popa, que me proteja siempre. Igual de auténtico, créanme, que yo los he tocado, mordido, lamido y llorado cientos de veces. ¿Que por qué los lloraba? Cualquier hombre lo hubiera hecho ante semejante escaparate de piel dorada y ojos negros.

Los ojitos de mi hija, sin embargo, no los conozco.»

Así empieza el Capítulo 1 de Pukata, Pescados y Mariscos.

Pukata es un restaurante marisquería situado  en la misma playa del imaginario pueblo de Alhibí, inspirado en Motril, Granada, y en su playa de Poniente. Allí trabajan los protagonistas, originarios de distintos países,  que sufren y bailan, que ríen y llora con la misma intensidad.

Pukata es una novela costumbrista del S. XXI, una historia diferente y a la vez cotidiana, un pedazo de vida, un retrato de la realidad. Refleja la realidad de los inmigrantes que trabajan en nuestro país, retrata situaciones cotidianas de esas cosas que pueden estar pasando a dos metros de ti, o en este caso, en el restaurante donde nos gusta ir a comer cuando estamos de vacaciones. A partir de ahora, cada vez que entre en un restaurante de playa no podré evitar buscar entre los camareros, a los protagonistas de Pukata.

Si quieres saber más sobre esta gran historia, te invito a leer mi artículo en Actualidad Literatura:

Actualidadliteratura
Leer artículo