La Paradoja del Bibliotecario Ciego es la nueva novela de los ganadores del concurso Amazon Indie 2016, Ana Ballabriga y David Zaplana, con la que nos sumergen de lleno en el mundo del maltrato en todas sus vertientes: violencia machista, bullying escolar, abuso de poder, maltrato psicológico y asesinatos en aras de la justicia.

«Había elegido el camino fácil para solucionar sus problemas, uno en el que no estaba obligado a reprimirse, que le otorgaba el derecho a descargar sobre ella todas sus inseguridades y sus frustraciones.»

Como en La Paradoja del Bibliotecario Ciego, los personajes que provocan el infierno que recrea esta novela, están rodeados de libros que no pueden ver.

«Descubrió la felicidad cuando ya había pasado, cuando ya no podía paladearla»

Marcados a fuego por las vivencias pasadas, tatuados por la violencia sufrida, no pueden librarse de su carga a pesar de que la arrojan una y otra vez sobre las personas que más quieren. 

«Sintió pena por él, por el hombre violento casi a tiempo completo y cariñoso en pequeñas dosis, el hombre que ella había elegido como compañero de viaje y que había mutado hasta convertirse en un extraño, un extraño peligroso.»

Escrita con maestría, es una novela para leer a ratos porque las emociones que remueve son tan intensas y las escenas tan crudas, que solo puede tomarse en pequeñas dosis. La reflexión sobre el poder que ejercemos en los niños, y a través de ellos en el futuro del mundo es inevitable.  Una novela que convulsiona las emociones y remueve conciencias.

«Nunca se había sentido tan sucia, ni siquiera cuando Alí la mancillaba. Definitivamente, el desprecio de su propia madre era mucho peor.»

Si quieres saber más sobre este nuevo subgénero de la novela negra, puedes leer mi artículo completo en Actualidad Literatura:

Actualidadliteratura
Leer artículo